Desde siempre, la implementación de la metodología BIM ha requerido el establecimiento de protocolos de entendimiento y colaboración entre todos los partícipes en el desarrollo y mantenimiento de los modelos de información de los edificios. Afortunadamente la adopción cada vez más extendida del estándar ISO 19650, está facilitando a las empresas propietarias y/o gestores de edificios, el establecimiento de entornos colaborativos en el que TODOS los participantes (actores) en el desarrollo y gestión del entorno construido colaboren y, sobre todo, dispongan de información común y confiable para la toma de decisiones.

Gobernanza BIM

Para la utilización efectiva de la tecnología BIM, se requiere  un marco de operación que asegure la coherencia, la calidad y la eficiencia en todas las etapas del proceso constructivo. Igualmente, es necesario que las organizaciones tenedoras de los edificios, implementen protocolos, procesos, estándares y procedimientos que faciliten la normalización de la gestión de los distintos modelos de información de los edificios durante todo el ciclo de vida del activo construido.

Gobernanza BIM & ISO 19650

El estándar ISO 19650 aporta múltiples beneficios a la gobernanza BIM. Algunos de los más relevantes son:

  1. El establecimiento de un marco único, común y homogéneo para la gestión de la información del activo construido.
  2. Determinación de los roles y responsabilidades de todos los participes en el desarrollo y actualización continua de la información del activo construido, lo que posibilita una estructura clara de gobernanza y, a la vez, facilita la coordinación y comunicación entre diferentes equipos.
  3. Fomento de la transparencia y la confiabilidad de los datos, lo que contribuye a la toma fundamentada de decisiones y, por consiguiente, a la reducción de los riesgos asumidos.

En resumen, la aplicación de la ISO 19650 está facilitando que las organizaciones, cuenten con un sistema de gestión normalizado y certificable para la gestión eficiente del «Activo BIM» durante todo su ciclo de vida, tanto desde la perspectiva de la propiedad y usuarios, como de los profesionales participantes en su desarrollo, operación y mantenimiento de los edificios.

Un nuevo marco referencial para la “contratación BIM”

Tanto en el proceso constructivo como, posteriormente, en la fase de operación y mantenimiento del activo construido, intervienen múltiples actores (propietario/promotor, arquitectos, ingenieros, constructores, instaladores, facility managers, proveedores de servicios, etc.) y, es práctica habitual, que los protocolos de actuación y los requisitos de información se acuerden, independientemente, con cada una de las partes interesadas.

Ahora bien, cuando el sistema de contratación permite establecer reglas de juego independientes, para todos y cada uno de los contratos relacionados con los activos construidos, es prácticamente imposible obtener información común y coordinada de los edificios en gestión.

La aplicación de la ISO 19650 especifica que un adjudicador (generalmente, la organización), antes de cualquier contratación, debe disponer de una cuidada descripción de los protocolos de actuación y requisitos generales de información relativos a sus activos construidos. En particular, se exige la especificación detallada de los requisitos de información en relación a:

  • los objetivos corporativos (OIR)[1];
  • el proceso constructivo (PIR); y
  • la operación y mantenimiento del Activo (AIR),

Estos requerimientos de información universales, tienen que ser referenciados en la redacción de cada nuevo contrato, para que sean considerados en el desarrollo del plan de ejecución BIM (BEP) específico de cada proyecto.

El Entorno de Colaboración Corporativo

El desarrollo del programa de BIM Governance exige el establecimiento de un entorno de colaboración (CDE) normalizado, auditable, transparente, controlable y accesible por todos los partícipes en el desarrollo y mantenimiento de los modelos de información (PIM & AIM).

La disposición de un CDE asegura que la información es generada una sola vez y, además, se garantiza la fiabilidad de la información, a la vez que se minimizan los errores, perdidas o interpretaciones erróneas.

En definitiva, el «Common Data Environment» (CDE) es fundamental para la implementación de la norma ISO 19650, ya que proporciona un entorno operativo que facilita que todas las partes interesadas actúen acorde a los mismos protocolos, procedimientos y estándares lo que, finalmente, asegura la consistencia, calidad y el desarrollo de la información necesaria (metadatos, catálogos, definiciones, nomenclaturas, etc.) para una gestión eficiente del activo construido.

ARCHIBUS & Autodesk Construction Cloud

ARCHIBUS PLUS posibilita la gestión de edificios sobre la base de sus réplicas digitales alojadas en el CDE de Autodesk (Autodesk Construction Cloud), lo que facilita a propietarios y operadores de los edificios la utilización directa de los datos de los «modelos BIM» durante todo el ciclo de vida del activo construido.

En resumen, con ARCHIBUS PLUS las organizaciones disponen de un  entorno de colaboración corporativo que, además de ser la “fuente única de verdad” para todos los partícipes en la gestión de los edificios, asegura que los trabajos se realizan sobre las actualizaciones aprobadas y que el Activo BIM (AIM) va siendo enriquecido de forma regulada a lo largo de todo su ciclo de vida.

Roberto Rojas Gallego

General Manager

ARCHIBUS S. C. SPAIN, S.A.

[1] Es crítico que los adjudicadores conozcan la razón del nivel de información exigido ya que facilitará el trabajo colaborativo a realizar.

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2024 ARCHIBUS SOLUTION CENTER SPAIN S.A.. Todos los derechos reservados. 

CONTÁCTANOS

Para cualquier consulta puede enviarnos un correo electrónico a: spain@asc-spain.es.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?